¿Estufas de leña o de pellets: cuál es mejor para mi hogar?

publicado en: Chimeneas | 0
Jotul F 400
Jotul F 400

 

Aunque ya estemos en primavera, a pesar de la lluvia y el frío que nos ha llegado de repente, y pronto llegará el calor y el verano, no está demás conocer las diferencias, ventajas y desventajas de las estufas de leña y de pellets, y así ir preparándonos para dentro de unos meses. ¿Te gustaría conocerlas un poco más y, de esta forma, tener más información para decidir la mejor opción para el próximo otoño? Aquí te lo contamos.

 

Estufas de leña

Todos tenemos una idea hecha de lo que es una chimenea de leña tradicional. ¿Pero sabes cuál es la diferencia entre una chimenea y una estufa? Ambas tienen un hogar, que es el lugar donde arde la leña, y una chimenea, que es el tubo por donde se expulsan los residuos de la combustión, es decir, el humo, hacia el exterior. La gran diferencia, grosso modo, es que la estufa es siempre cerrada, sólo puede caldear la estancia en la que está instalada, y el tubo de evacuación del humo está generalmente a la vista.

Como su propio nombre indica, el combustible que utilizan para caldear es la leña.

 

Estufas de pellets

Estas estufas utilizan como combustible los llamados pellets, que son pequeños cilindros hechos de residuos de madera, virutas y serrines, prensados. A diferencia de la leña, si tenemos una estufa de pellets no necesitaremos disponer de un gran espacio físico para su almacenamiento, pues, a pesar de su pequeño tamaño, 2 kgs. de pellets equivalen a 1 litro de gasoil.

Quizás, como dijimos antes, tengamos más claro en nuestra cabeza lo que es una estufa de leña, y si no conocemos algo más sobre las estufas de pellets, a primera vista, parece que la única diferencia entre ambas es el tipo de combustible que utilizan para caldear. Pero no es así. Entre ellas existen otras diferencias importantes a tener en cuenta antes de decidirnos por una u otra. ¿Te gustaría saber cuáles son?

 

Diferencias entre estufas de leña y de pellets

  • Una de las diferencias más notables entre estos dos tipos de estufas, y que quizás puede inclinar, a priori, la balanza a favor de las de leña, es que las de pellets son estufas ventiladas. ¿Qué quiere decir esto? Las estufas de pellets disponen de un ventilador interno que recogen el aire del propio local, lo calientan y lo vuelven a expulsar al local. Aunque, por un lado, con este sistema se consigue calentar el ambiente más rápidamente, por otro, se produce, necesariamente ya que la combustión necesita oxígeno, una continua entrada de aire del exterior, es decir, frío. Hay estufas de pellets que solucionan este problema permitiendo que el aire para la combustión se tome del exterior sin necesidad de que se filtre aire de la calle en la habitación, pero requieren que hagamos dos agujeros en nuestra pared de la estancia: una para la toma de aire del exterior, y otra para la expulsión del humo, la chimenea.
  • Otra diferencia que también puede jugar a favor de las de leña es que a la hora de instalar una estufa de pellets tenemos que tener en cuenta que necesitaremos disponer de una toma de corriente eléctrica cerca, ya que estas estufas necesitan electricidad para el encendido inicial y para que funcionen los ventiladores internos y el tornillo de alimentación (el mecanismo que va trasladando los pellets a la cámara de combustión al ritmo que se programe).
  • Y una última diferencia: a pesar de que las estufas de pellets tienen mayor rendimiento que las de leña (95% frente al 75%, aproximadamente), son más caras. Las estufas de leña resultan, por tanto, más baratas pero generan más cenizas y hay que cargarlas con mayor frecuencia, aunque ofrecen una visión muy distinta del fuego, una visión que a todos nos encanta y nos enamora.

 

¿Conocías estas diferencias? ¿Conoces otras que quieras compartir con todos nosotros?

En todo caso, esperamos que este artículo te haya ayudado a decidir qué tipo de estufa te conviene más instalar en tu hogar el próximo otoño. En Estufas de Leña Online estamos a tu entera disposición para echarte una mano.

Deja un comentario